Haz que suene tu voz

Un ejercicio muy sencillo, haz que suene tu voz. Una característica que puede aparecer en la enfermedad de Parkinson es la baja intensidad de la voz, causada por la debilidad o rigidez de los órganos que intervienen en la fonación. También, puede aparecer voz baja por otros factores, como dificultad en la articulación del habla o mal uso del patrón respiratorio.

El ejercicio propuesto es muy sencillo, haz que suene tu voz junto a los compañeros de la asociación, pero con precaución, ya que vamos a amplificar el volumen de nuestra voz pero sin dañar o tensar las cuerdas vocales. El sonido se debe proyectar manteniendo siempre una buena postura de tronco y cabeza, realizando correctamente las inspiraciones y espiraciones y articulando exageradamente cada vocal.

Este ejercicio se puede realizar dos veces a la semana, para ir automatizando como debemos hacerlo correctamente día a día. Consiguiendo una comunicación adecuada y sin forzar la voz.

WhatsApp chat