Ejercicios de espalda 1

Tres sencillos ejercicios de espalda acompañados de las pautas básicas que se deben seguir con la respiración. La utilidad de estos ejercicios es la de ejercitar, proteger y abordar el dolor lumbar, así como otros beneficios para determinados síntomas en la enfermedad de párkinson.

¿Qué material necesito preparar?

El material necesario será el de una cama, colchoneta para el suelo o, en su defecto, un sofá.

¿Hacia quién va dirigido?

Este vídeo va dirigido hacia cualquier miembro de la familia. Servirá como base para poder seguir cualquier ejercicio de espalda adecuado para los afectados de párkinson.

¿En qué consisten?

Acompañar con respiración es fundamental para estos ejercicios. Antes de comenzar con los ejercicios, os recomendamos en el vídeo cómo hacer esta de la manera correcta.

Posición inicial: Tumbados boca arriba con plantas de los pies apoyadas en la cama y ambas rodillas flexionadas.

  1. RODILLAS AL PECHO. Partiendo de la posición inicial, alternamos llevando una rodilla en dirección hacia el pecho y después la otra.
  2. RODILLAS A LOS LADOS. Posición inicial. Con las rodillas juntas, llevamos a la vez ambas hacia un lado y después al otro. Es muy importante que se separe sólo media espalda, la otra estará en contacto con la cama. Las rodillas no deben bajar del todo. Si de un reloj se tratase, quedarían estas señalando “a y cuarto” y “a menos cuarto”.
  3. PUENTE. De nuevo, posición inicial. Apoyando ambos pies despegamos la espalda de la cama separando a poder ser primero “rabillo” y después espalda. No es necesario subir demasiado, con separar cuerpo de la cama es suficiente. Si nos cuesta perder el contacto, con reducir la presión en el “rabillo” ya lo estaremos haciendo bien.

¿Cuándo hacerlos?

Se pueden realizar a cualquier hora del día. Quizás el momento más indicado pueda ser el instante justo antes de levantarnos por la mañana de la cama.

¿Durante cuánto tiempo?

Recomendamos al menos 2 minutos por cada ejercicio. Si estás siguiendo el vídeo, cuando este acabe, puede volver hacia detrás. De esta forma podrás repetir de nuevo los ejercicios hasta dos veces más. De esta forma haremos tres veces cada ejercicio durante 2 minutos cada uno.

¿Para qué sirven?

Además de ayudar a relajar y a oxigenar el cuerpo gracias a la respiración, estos ejercicios nos ayudarán a liberar tensión en espalda y a prevenir dolores musculares por falta de movimiento.

#YoMeQuedoEnCasa #QuédateEnCasa

Ejercicio

A %d blogueros les gusta esto: