Cómo frenar la inclinación de la postura en el párkinson

Terapeuta y paciente haciendo ejercicios sobre colchoneta, parte de los ejercicios para corregir la postura en la enfermedad de párkinson

Arturo Boix y José Arcas

Cinco conclusiones para frenar la inclinación de la postura en el párkinson a raíz de un estudio clínico en nuestra asociación.

Lejos del clásico estereotipo mitificado del temblor en la enfermedad de Parkinson, afortunadamente son cada vez más quienes reconocen otros síntomas, más allá de estos, como lo son la rigidez o la lentitud de movimientos.

Que la enfermedad manifiesta síntomas conocidos como los “no motores” o el no tratarse de una patología exclusiva de la tercera edad, da signos de que nuestro entorno se encuentra mejor informado sobre ella. No obstante, junto a los tres principales síntomas motores, encontramos a un gran olvidado; la Inestabilidad postural.

La alteración de la postura es el cuarto de los principales síntomas motores. Se puede traducir en una inclinación lateral del tronco a uno de los lados, una curvatura de éste hacia delante o una “caída” de la cabeza con dificultad para mantener la mirada horizontal.

Con el título de “Intervención fisioterápica en parkinsonismo: Caso clínico”, el Trabajo de Fin de Grado en fisioterapia del estudiante – ahora recién graduado – Arturo Boix Castejón, junto a la co-tutorización del área de fisioterapia de la asociación, ha resultado en un completo y preciso seguimiento de un caso particular.

Terapeuta, paciente objeto del estudio y tutor de la Asociación Parkinson Elche

Arturo Boix, José Arcas y Sergio García

Consejos y recomendaciones

Esta experiencia, acompañado de una profunda revisión de la bibliografía, nos ha permitido concluir los siguientes consejos y recomendaciones para el abordaje precoz del síntoma:

  1. Cómo detectarlo. En primera instancia, y en la mayoría de los casos, el afectado no será consciente de la inclinación en su esquema corporal. (Barone P et al, 2016). Por ello, la detección a tiempo por parte del familiar, de los terapeutas o de los compañeros es primordial. Un consejo para conocer si la inclinación ha aumentado y cuándo, es revisar fotografías antiguas.
  2.  Cuándo informar. Una revisión de la medicación por parte del neurólogo puede revertir la inclinación en casos puntuales (Solla P et al, 2015). Tras la detección, los profesionales del centro serán los que recomendarán trasladar tal apreciación al especialista.
  3.  Qué recursos necesito. Con sencillos materiales como los de una goma elástica o una colchoneta, se pueden pautar ejercicios que ayudan a corregir de manera voluntaria la inclinación, pero de poco servirán si no se toma una referencia visual para conseguir alinearse. Esto se conseguirá frente a un espejo (Bartolo M, 2010), (Gómez N et al, 2016).
  4. Cómo frenar su avance. A partir de los 10 grados, la inclinación se considera “Síndrome de Pisa” (Dohery KM et al, 2011). Si se detecta y se actúa a tiempo, la fisioterapia puede evitar que la inclinación avance rápidamente y que esta se convierta, antes de tiempo, en un problema grave (Cannas et al, 2009).
Terapeuta y paciente haciendo ejercicios con goma elastica parte de los ejercicios para corregir la postura en la enfermedad de párkinson

Arturo Boix y José Arcas

El protocolo de ejercicios debe ser individualizado. Una vez detectada la inclinación, y tras la valoración individual por parte del fisioterapeuta, el socio afectado iniciará un protocolo personalizado para tratar de frenar el avance del síntoma y la instauración de este en una deformidad sin retorno.

Gracias a este estudio, el área de fisioterapia se ha visto actualizada en lo que a las alteraciones de la postura se refiere.

A su vez, la asociación ha contado con la desinteresada colaboración del área de neurorehabilitación del Hospital General Universitario de Elche. Agradecemos personalmente a Rafael Polo su tutorización, así como la facilitación de medios técnicos e implicación en el proyecto.

Fuentes y referencias:

Barone P, Santangelo G, Amboni M, Pellecchi m, Vitale C.Pisa syndrome in Parkinson’s disease and parkinsonism:clinical features, pathophysiology, and treatment. Review. Lancet Neurol 2016; 15: 1063–74.
Solla P, Cannas A Rasagiline and Pisa syndrome in Parkinson’s disease patients. Neurol Sci 2015; 36: 485–86.
Bartolo M, Serrao M, Tassorelli C, et al. Four-week trunk-specifi rehabilitation treatment improves lateral trunk flexion in Parkinson’s disease. Mov Disord 2010; 25: 325–31.
Gómez-Regueira N, Escobar-Velando T.Tratamiento fisioterapéutico de las alteraciones posturales en la enfermedad de Parkinson. Revisión sistemática 2016.
Doherty KM, van de Warrenburg BP, Peralta MC, et al. Postural deformities in Parkinson’s disease. Lancet Neurol 2011;10: 538–49.
Cannas A, Solla P, Floris G.Reversible Pisa syndrome in patients with Parkinson’s disease on dopaminergic therapy. Journal of Neurology. 18 March: 2009.

A %d blogueros les gusta esto: